Buscar este blog

  • Actualidad

    Con la tecnología de Blogger.
    domingo, 10 de marzo de 2019

    Emotiva despedida a soldado conscripto muerto en Alto Biobío


    Cristopher Alexander Morán Gutiérrez, el soldado talquino de la tropa profesional del Ejército de Chile que falleció mientras hacía labor de patrullaje durante los incendios forestales sucedidos en la comuna Alto Bío Bío, al sur del país, el miércoles pasado.
    Con puntualidad militar, a las 10.00 horas de ayer comenzó la ceremonia previa al sepelio en el Regimiento Número 16 de Talca. Uniformados enfilados en posición firme cercaban el ataúd mezclados entre civiles que acompañan a los padres que perdieron a su único hijo.

    “Dios llamó a Cristopher a su corta edad” y “aunque no nos demos cuenta, del dolor siempre salimos fortalecidos”, dijo el capellán del Regimiento durante el responso. Pero antes de aquella reflexión, Paula Gutiérrez, madre del fallecido, ya exudaba fortaleza. Entrelazada de la mano de su esposo no apartaba la mirada serena de la urna cubierta con la bandera de Chile.

    Terminada la ceremonia dio razones, como respondiéndose a sí misma, de la tranquilidad que la mantenía en pie el día del sepelio de su hijo de 22 años de edad, el único: “Llegó hasta cuarto medio y después decidió irse al servicio, que era lo que él quería, era su anhelo. Me preguntará por qué estoy tan tranquila y lo estoy porque murió como él quiso, dando la vida por su patria. Para mí es un orgullo muy grande, porque fue su sueño. Me deja muy tranquila y orgullosa de él para siempre, porque para mí él es un héroe”.
    Morán fue el único fallecido en el volcamiento de un camión militar en la comuna Alto Bío Bío, sector Chenqueco, ocurrido la semana pasada, accidente por el cual está abierta una investigación para determinar los pormenores y las causas. Para el desarrollo de las indagaciones se abrió un plazo de 120 días.

    Junto con Morán viajaban nueve militares. Ayer, aunque aún en proceso de recuperación, asistieron a los actos fúnebres. Como quien busca la fuerza perdida, antes de partir al cementerio se abrazaron en grupo con el teniente que los acompañaba aquel día y salieron tras el coche fúnebre, después de secarse las lágrimas.
    “Me tenía preparada para este momento, porque me decía que su trabajo era arriesgado y, si algún día le pasaba algo, me decía que no lo llorara, que me sintiera feliz, que me riera”, explicó la madre sobre la comprensión que Morán le había pedido para su trabajo. Y, reforzó después: “Siempre me dijo que si tenía que dar la vida por su país lo iba a hacer, y lo hizo”.

    Morán tuvo una breve carrera militar que comenzó a los 19 años. Primero, cumplió el año de servicio voluntario en el Regimiento Número 16 de Talca. Después, fue trasladado a Arica y, luego, al Regimiento Buin de Santiago, al que todavía pertenecía para el momento del accidente en el que perdió la vida. 

    EL TOBY HINCHA

    Cristopher Morán era militar, pero antes de serlo era “Toby”, el muchacho que se crió en Villa El Mirador, en la comuna de Maule, que por carismático era apreciado por todos los vecinos, un hincha indiscutible de la Universidad de Chile y jugador del Club El Mirador. Como tal -y en contraste con la ordenada formación militar del Regimiento- fue recibido en el camposanto de Maule con banderas, papelillo volando en el aire y los enérgicos cánticos “No, no se va, no se va, no se va, el Toby no se va” y “Toby querido, tus amigos no te olvidarán”, coreados a todo pulmón por sus compañeros de cancha y de barrio.

    Entre sus afectos más cercanos estaba Yonatan Torres, quien lo acompañó a inscribirse en el servicio militar como voluntario y fue siempre compañero de cancha en el fútbol.
    “Donde llegaba era pura alegría. No había momento de tristeza donde él estaba. Eso era lo mejor”, destacó. Todos sus cercanos coincidieron en los mismo: Morán era todo simpatía. “El Cristopher era una persona alegre. Si tu día estaba mal, él te lo arreglaba en dos segundos”, soltó sin temor a exagerar Jorge Gandia, su excompañero de clases de primero medio.

    Cuando se marchó al Ejército, no cambió su personalidad. “Siempre (andaba) con una sonrisa, aunque uno lo ‘retara\’, él siempre se reía”, contó su compañero de tropa, José Alfaro.
    Cuando le informaron que debía ir a trabajar en la zona de los incendios no se opuso ni reflejó miedo, aseguró Alfaro, quien también había sido asignado para esa misión, pero no asistió. “(Después de lo sucedido) No siento temor. Siento impotencia de no haber podido estar ahí para ayudarlos en el accidente”.

    Fuente: El Centro
    • Blogger Comentarios
    • Facebook Comentarios

    0 comentarios :

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Emotiva despedida a soldado conscripto muerto en Alto Biobío Rating: 5 Reviewed By: Jaen Valenzuela