Buscar este blog

  • Actualidad

    Con la tecnología de Blogger.
    jueves, 26 de julio de 2018

    Exmonjas de Molina se rebelaron frente a los abusos: "Basta ya. No somos esclavas"


    Un grupo de religiosas de la localidad de Molina, relataron en Informe Especial (TVN) sus historias de maltrato, tocaciones y humillaciones que, hasta ahora, no habían sido escuchadas.

    Según denunciaron las exintegrantes del convento Las Hermanas del Buen Samaritano ubicado en la región del Maule, durante años fueron consideradas “ciudadanas de segunda clase”, siendo explotadas y ninguneadas.

    La exreligiosa Yolanda Tondreaux aseguró que, en su caso, los abusos se iniciaron apenas se puso los hábitos. “Un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la cara llegando hasta los labios. Me manoseó. Me dio asco”, admitió.

    De paso, relató que hizo la denuncia ante la madre superiora Patricia Ibarra, pero no recibió la ayuda esperada. La religiosa la trató de “mentirosa” y le ordenó confesarse con cura que denunció. “Las chicas jóvenes se fueron del convento por lo mismo, porque habían curas que las manoseaban”, añadió.

    Incluso, las mujeres afirman que sus superioras les negaban la comida y que fueron víctimas de abuso sexual por parte de algunas de ellas y de sacerdotes, para quienes trabajaban como sirvientas.

    “La primera vez que me vio, en Molina, me queda mirando y me dice ‘esos senos están muy abajo’ y me pescó así para arriba. Entraba a las habitaciones y entonces justo llegó a mi cama y me levantó la ropa. Dijo: ‘hace mucho frío aquí’, yo me levanté y dije ‘¿quién está aquí?””, señaló Eliana Macías, sin mencionar al religioso responsable de aquel episodio.

    Otra de las denunciantes recuerda una situación vivida con una religiosa. “Una vez estaba llorando. Ella me dijo ‘No llore, porque me vas a obligar a subir a tu cama’. Ella sube, me empieza a hacer cariño y de repente la siento acá al frente. Aparte de besar, me comenzó a manosear y se dio toda la cuestión. Empezó a manosear, de arriba a abajo”, afirmó.

    Tondreaux incluso fue más allá. Según dijo, fue testigo de la entrega de cheques por hasta 20 millones de pesos a religiosos que enfrentaban denuncias por abusos, como el expárroco Fernando Karadima.

    También acusó por la misma situación al obispo de Talca, Horacio Valenzuela, discípulo de Karadima.

    Pese a ello, de acuerdo a su versión, ella y 22 hermanas fueron desvinculadas de la congregación sin ningún tipo de beneficio.

    El grupo de monjas denunció los hechos en un encuentro con Jordi Bertomeu en la Nunciatura Apostólica, quien fue enviado a Chile junto con Charles Chicluna por el Papa Francisco para recabar antecedentes por los casos de abuso en que estaban involucrados sacerdotes.

    Eso sí, las religiosas señalaron que aún no reciben respuesta oficial de ningún ente de la Iglesia Católica.

    Fuente: biobiochile.cl
    • Blogger Comentarios
    • Facebook Comentarios

    0 comentarios :

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Exmonjas de Molina se rebelaron frente a los abusos: "Basta ya. No somos esclavas" Rating: 5 Reviewed By: Jaen Valenzuela
    Scroll to Top

    . .